una novela que cuenta la masacre de sierra chica
Retroceder   ExVagos > Zona Bla Bla > Ateneo

Ateneo Historia, arte, poesía... Un rincón para hablar de algo diferente



una novela que cuenta la masacre de sierra chica


 
 
Herramientas Desplegado
 
#1  
Antiguo 29-ene-2009, 02:25
Avatar de raul2040
raul2040 raul2040 está desconectado
Colaborador
 
Fecha de Ingreso: enero-2009
Ubicación: buenos aires
Mensajes: 7.118
Gracias: 10.363
Le dieron las gracias 9.248 veces en 2.848 Posts
Predeterminado una novela que cuenta la masacre de sierra chica

Un libro que recrea la masacre ocurrida en el penal de Sierra Chica


El libro "Los doce apóstoles", de Luis Beldi, recrea el motín más terrible de la historia carcelaria argentina que tuvo lugar en el penal de Sierra Chica durante la Semana Santa de 1996.

Por Mora Cordeu.

Los rebeldes -cuyos cabecillas fueron denominados los doce apóstoles- tomaron diecisiete rehenes, incluida una jueza (María Malere), y mataron a ocho presos, siete de los cuales fueron incinerados.

¿Cuánto hay de ficción y cuánto hay de realidad en esta historia? "Todo es real, puede haber algo de deducción, pero yo conocí a muchos de ellos, los traté y cuando empecé a escribir es como si me hubieran dictado lo que sucedía. Apareció la psicología de los personajes de una manera clara, rotunda", dijo Beldi a Télam.

El periodista resaltó el trabajo de investigación del libro, recién publicado por Ediciones B, "que llevó un tiempo considerable porque hubo que vencer muchos recelos".

"Jorge ’Pelela’ Pedraza fue el líder, una mente superior igual que la de Hugo ’La Garza’ Sosa (pidió irse antes de que estallara el motín), tipos que si se hubiesen dedicado a otra cosa les hubiera ido bien", arriesgó.

"Por intermedio del capellán evangelista Daniel Visciglia me contacté con Ariel Acuña y después otros tomaron confianza y de forma descarnada contaron lo ocurrido. Muchas veces tuve la sensación que era socio de la muerte -confesó- pero sabía que no me iba a pasar nada: había entrado a una especie de club, donde algunos me mostraron la verdadera historia".

El primero y el último capítulo están escritos en primera persona "para traerlo al lector a la realidad: el que escribe estuvo con muchos de los protagonistas de este hecho sangriento. No quería que perdieran esa perspectiva", destacó Beldi.

El hecho muestra una serie de torpezas cometidas desde el primer momento en que comienza el operativo de fuga. "Eran tipos que se querían escapar, se daban manija entre ellos, pero todo estaba atado con hilos".

La reconstrucción de los hechos comienza con un dato clave: el arma escondida por La Garza Sosa (introducida al penal por su abogada y amante) quedó bajo el cemento de su celda cuando el delincuente se marchó y no fue usada en el motín.

"Surge la certeza de que alguien del servicio penitenciario dejó otra arma, utilizada en la revuelta, y esto se lo cuentan al prefecto Juan Orlando Martínez Gómez (jefe de los guardias) cuando estaba de rehén", precisa el periodista.

Más allá de la historia en sí, el libro muestra el funcionamiento del servicio penitenciario, de la policía y también del rol jugado por la Justicia y los políticos frente a un hecho que rompió con todos los códigos existentes.

Las cárceles hoy están "más cuidadas", en esos días "había un grupo de tareas conocido como los arruina-guachos integrado por presidiarios que durante el motín fueron matados y descuartizados por sus pares. Ellos eran parte de un sistema ideado por un hombre de una inteligencia brillante, Guillermo Mc Loughlin, que era el director del Servicio de Seguridad del Servicio Penitenciario".

Para Beldi, "ese sistema funcionó por un tiempo y después se acabó. Generó odio, ya que los integrantes del grupo tuvieron vía libre en distintas cárceles para hacer lo que querían, someter y violar a otros presos o a sus familiares".

"En el motín se dio una combinación de mentes totalmente opuestas. Un tipo frío como Pedraza y el paraguayo Miguel Angel Ruiz Dávalos que querían fugarse, otro torpe como Popó Brandan que quería matar y vengarse de Agapito ’Gapo’ Lencinas (líder de los arruina-guachos) y una serie de damnificados que se juntaron ahí y tuvieron enfrente al grupo de Gapo", sintetizó.

"Matarlos fue matar una época -consideró Beldi- y también se vino abajo una concepción de lo que era la seguridad en las cárceles y el rol de los que estaban al frente de éstas".

De los 1200 presos albergados en el penal en ese momento "había un montón de chicos violados con la vida arruinada. Querían venganza ya. Y los apóstoles le dieron piedra libre. ’Esperen al lunes que estén drogados, dados vuelta, para que no tengan una gran resistencia’, les dijeron", apuntó el periodista.

A su juicio, "lo que pasó en Sierra Chica esa Semana Santa cambió las reglas carcelarias. Un sistema llegaba a su fin y muchas leyes comenzaron a ablandarse. El número de presos llega hoy a 24.000 en toda la provincia de Buenos Aires y es una cifra estancada desde hace cuatro años".

"El Estado -sostuvo el periodista- tiene planes para regenerar al preso y algunos lo logran. Otros querrían no volver a delinquir pero salen y la sociedad le sigue aplicando su propia condena". Las cárceles, señaló Beldi- están mejor. Cuando volví con el gitano a Sierra Chica no lo podía creer ... la vio pintada, limpita, hablaba con los presos".

"Descubrí que los tipos que me habían pintado como bestias tienen su costado humano. Yo escribí que ellos encogen la condición humana a la mínima expresión para poder sobrevivir. Y alguno florece afuera, como el gitano Ariel. No quise hacer un juicio en el libro, quise contar lo que ocurrió", concluyó.

-----------------------------------------------------------------------------------------



para quien no conosca dejo partes de la historia , aunque no todos dicen lo mismo, cada quien cuenta con alguna diferencia.
Motin de Sierra Chica los 12 apostoles


Aca le traigo la historia del motin de Sierra Chica donde hubo un motinmuy conocido y quedaron algunas historias como atrocidades cometidaspor los conocidos como los 12 apostoles, la historia es larga pero VALA LA PENA LEERLA.


Sierra Chica es una de las cárceles de máxima seguridad de nuestro país, situada a 16 km. de la ciudad de Olavarría.

Sus orígenes se remontan a la creación en 1881 de la Penintenciaríade Sierra Chica en la cantera del cerro granítico fiscal (que da nombrea este paraje) y cuya explotación pertenecía al gobierno. El primerprisionero -amigo de Juan Moreira- que consta en el libro de entradasfue Julian Andrada, argentino, casado, 25 años, analfabeto, ..., causa:homicidio. En la cárcel de Mercedes había organizado un motín y fuga,empleando pólvora, para derribar un muro, llegó a Sierra Chicaprecedido de fama.

Al comienzo constaba de dos edificios rodeados por un muro de 3metros de altura, en 1907 se construyen 6 pabellones en forma de rayosconfluentes en un cuerpo circular, luego el muro se llevó a 5 metros.En la década de 1880 se le quita al Juez de Paz el poder de policía ydesaparecen del Código Penal las penas corporales (cepo y grillo). Enlos comienzos el personal del penal era un cuerpo militarizado y sudirector ostentaba grado militar. Más adelante este cuerpo pasará adepender de la Policía de la Provincia.
Actuamente (1987) Sierra Chica enfrenta varios problemas"superpoblación, bajos salarios del personal con escasaespecialización, ello entorpece los planes de mejoramiento de la vidacarcelaria" (Todo es Historia, Dra. A. de Rocha).

El sangriento motín en la Unidad Penal Nº 2 de Sierra Chica comenzóa la tarde del sábado 30 de marzo de 1996, cuando empezaba SemanaSanta.

Aprovechando una fecha en la que la seguridad era más relajada, 13presos intentaron fugarse por la entrada principal. Allí mantuvieron unenfrentamiento con los guardias y uno de los internos murió en losincidentes. Desde entonces quedaron los conocidos "doce apóstoles".Esta banda esta integrada Marcelo Brandán Juárez de 32 años, quién cayópreso a los 19 años y purga una condena de 19 años y tres meses porrobo calificado reiterado y tenencia de arma de guerra. Participó enmotines en La Plata, Olmos y Sierra Chica y también está sospechado porla violación de un compañero de celda. Miguel Angel Acevedo de 27 años.En 1992 fue detenido por tentativa de homicidio. Intentó fugarse cuatroveces y está investigado por el asesinato de un recluso. Estaríarelacionado con importantes bandas delictivas. El resto de losintegrantes de la banda de los doce apóstoles eran Jorge AlbertoPedraza (32), Carlos Gorosito Ibáñez (35), Marcelo González Pérez (43),Jaime Pérez Sosa (29), Víctor Esquivel (36), Oscar Olivera Sánchez(25), Carlos Villalba Mazzey (33), Héctor Cóccaro Retamar (41), MarceloVilaseco Quiroga (26), y Héctor Galarza Nannini (27).

Rápidamente tomaron rehenes, entre los que se contaban 13 guardiasy dos pastores evangélicos, y más de 1.000 reclusos se plegaron allevantamiento. Horas más tarde, la entonces jueza en lo Criminal yCorreccional Nº 1 de Azul, María Mercedes Malére, ingresó al penaljunto a su secretario para mediar en el conflicto, y ambos tambiénfueron capturados por los internos.

En poco tiempo, cerca de 10.000 presos de Olmos, Sierra Chica,Azul, La Plata, Dolores, Batán, Los Hornos, Bahía Blanca y San Nicolásentraron en protesta. Las escenas más violentas se vivieron en SierraChica. Ocho personas fueron asesinadas y luego incineradas en el hornodel penal.

Después de ocho días, los líderes del motín establecieron unacuerdo con las autoridades y fueron trasladados a la cárcel deCaseros.

Los mismos "doce apóstoles" volvieron a levantarse en la prisiónporteña el 25 de mayo de ese año. De nuevo tomaron rehenes y planearonfugarse. Después de seis horas, efectivos del Servicio Penitenciarioentraron al penal y reprimieron la revuelta.

Mito



canibalismo los trituraron y los hicieron empanadas!!!!


Los relatos escalofriantes de los guardiacárceles Oscar FabiánIturralde y Jorge Kroling, y el alcaide Héctor Cortés, le dieron ayermayor entidad a la versión que circula desde la finalización del motín:sobre actos de canibalismo durante la cruenta revuelta, que desde ellunes de la semana pasada está siendo ventilada en el juicio oral ypúblico a 24 acusados, en el penal de máxima seguridad de MelchorRomero, mediante el inédito sistema para nuestro país deteleconferencia.
Otro penitenciario, Miguel Di Nápoli, reconoció que durante elmotín vio "salir humo de la panadería del penal", cuando se presumíaincineraban los cuerpos de los internos asesinados.
"El 2 ó 3 de abril (de 1996), estaba como rehén en el pabellón 1 yentró Miguel Chiquito Acevedo repartiendo empanadas y a mí -dijo- medejó dos, pero yo comí una sola", recordó Iturralde.
"Al rato vino (Acevedo) y me dijo `comiste empanadas, guacho?' yyo le contesté que sí, que estaban ricas, pero dulces. Y entonces,riéndose, me dijo `Bueno, te comiste un preso, ahora vas a ir adelante,te comiste un rocho (chorro)'", relató.
El guardia, tomado como rehén desde el inicio del motín el 30 de marzo de 1996, precisó que "Acevedo y otro interno se reían".
"Luego cuando se fueron, me acerqué a preguntarle a DanielEcheverría (otro rehén) si había comido las empanadas que repartieron".
"Le conté (al rehén Echeverría) que me hicieron comer una empanadacon un preso, y se descompuso", recordó el guardiacárcel de SierraChica.
Por su parte, el guardia Kroling, quien fue testigo del infiernoal entregarse voluntariamente como rehén para salvar a un compañeroherido, precisó que "no puedo comer carne picada porque en el motínpicaron a los presos asesinados en una máquina y se los comieron".
La de ayer no fue la primera vez que un testigo y ex rehén vinculóa Acevedo con el destino final de los siete reclusos cuyos cuerpos nohan sido hallados y se presume fueron asesinados, descuartizados eincinerados.




"¿Estaba rica? Te comiste a un preso." Eso oyó el guardia Oscar Iturralde, después de comer una empanada que le alcanzó "Chiquito" Acevedo, uno de los amotinados en Sierra Chica. Otros testigos dieron ayer cuenta de la misma horrorosa historia de antropofagia: cadáveres descuartizados, olor a carne humana quemada.


--¿Comiste la empanada, guacho? --quiso asegurarse el amotinado.

--Sí --contestó el rehén.

--¿Estaba rica? --se interesó el interno.

--Sí, estaba dulce... --reconoció el rehén.

--Porque te comiste un preso, ahora vas a ir adelante, te comiste un rocho --le dijo riéndose el gigante Acevedo.


-------------------------------------------------------------------------------------------


El pacto de silencio entre los presos del motín de Sierra Chica se quebró: ayer, uno de ellos dio por primera vez detalles de la masacre interna. De ahora en más, los presos que declaren serán testigos protegidos y trasladados a comisarías

Jorge Pedraza, una de las caras menos conocidas, fue acusado de ser uno de los ideólogos de la masacre.
El preso de ayer contó que muchos otros compañeros la presenciaron: “Eso era tipo una peatonal”

Comenzó ayer a resquebrajarse el pacto de silencio impuesto por el terror entre los presos testigos de la masacre. Casi al final del día, un interno habló entre el temblor del pánico y la seguridad del que ha decidido soltar de una vez, con esas cortas frases tumberas, lo que sabe: dijo haber visto de cerca cómo fueron asesinados a facazos cinco de las víctimas del motín y dio detalles de lo macabro. Hasta ayer era impensable para los fiscales lograr que un reo se sentara ante el tribunal para contar con detalles esas visiones de la muerte. Sin embargo, una resolución largamente tramitada ante la Procuración General de la Suprema Corte de Justicia de la provincia los convierte en “testigos protegidos” alojados bajo “un régimen especial en distintas comisarías”, además de implementar medidas de seguridad para sus familias. Así fue que por primera vez se escuchó el testimonio de alguien que pudo ver los cuerpos de los presos ajusticiados, “apilados uno arriba del otro” en el pabellón 12, mientras la población de Sierra Chica, sin barreras, pasaba por el lugar, miraba y hacía comentarios “como si fuera una vidriera”.
Por la mañana, el pánico inherente a los presos todavía presos había quedado más claro aún con la declaración del entonces director de Seguridad del Servicio Penitenciario, Guillermo McLoughlin, quien describió el sistema de venganzas que funciona en el interior de las cárceles bonaerenses. “Esto no termina en los 24 que usted tiene acá –dijo el funcionario–. Estos tienen sus amistades y sus redes. Al que declare, algo le va a pasar. Para salvarlo, como digo yo: ‘hay que llevárselo a casa’”.
–¿Eso que dice sobre los internos se hace extensivo al personal del SP? –quiso saber la fiscal Silvia Etcheverry–.
–Sí –contestó McLoughlin, sin dejar dudas sobre el alcance de las amenazas–. Porque no están todos los (responsables) que tendrían que estar adentro. Mi seguridad no es la misma hasta hoy que a partir de mañana. Se pueden correr más riesgos en la calle que en una unidad.
McLoughlin ratificó la hipótesis de la Fiscalía sobre la masacre: hubo una matanza de una banda de presos liderada por Agapito Lencinas y esos cuerpos pasaron luego por el descuartizamiento y el horno del penal. El penitenciario contó que a Lencinas lo conocía “de todas las unidades en las que estuvo” y por eso sabía que era un preso “respetado”. Era famosa su habilidad con la faca y cuando tuvo peleas, “que las tuvo muchas”, siempre las ganó. Según McLoughlin –y los testigos que hasta ahora han descrito a Lencinas–, el preso tenía el poder suficiente para frenar el motín. Por eso es que se intentó hacer contacto con “el Agapo”. “El día antes (de la masacre) él me vio cuando caminaba con sus hombres. Esa noche dije ‘esto se arregla pronto’”. Los cálculos de McLoughlin se desvanecieron cuando a la mañana siguiente él mismo vio cómo Lencinas caía en el patio bajo la furia de los apóstoles.
Para ese momento, el preso que declaró ayer, Marcelo Ortellano Di Aloy, ya había hecho una incursión por el caos que se vivía en el penal consiguiendo un carrito lleno de verdura con la que sació el hambre de sábado y domingo. Era menor de edad y por eso se alojaba en una celda del pabellón 9 junto a otros menores, refugiados, presos septuagenarios y ex policías. Hasta su celda llegaron “dos encapuchados” que buscaban un custodio para los rehenes y lo llevaron hasta una sala donde lloraba el guardia Daniel Echeverría. “Estaba mal porque le habían puesto un canal en el que aparecía su esposa. Le di el control remoto para calmar su dolor –contó el preso–. En ese ínterin vino González Pérez, se llevó al rehén y me dejó otro. Antes de irse me dijo que si me alejaba o se me escapaba iba a ir a parar al horno o a la ‘silla eléctrica’ que se le dice, o sea que me iban a violar.”
Después Ortellano se hizo “el piola” y dejó a un tierno más tierno que él como custodio. Su relato, anárquico pero contundente, se detuvo en las escenas que dice haber visto el lunes, cuando Lencinas y varios de sus hombres fueron “cazados” por los apóstoles. El preso aseguró que primero vio a Lencinas reunido con (Jorge) Pedraza, “El Paraguayo” Miguel Ruiz Dávalos, (Víctor) Esquivel y (Marcelo) Brandán Juárez en el pabellón 8. El capo sacaba lo que parecía un arma de su cintura. Sobrevinieron los tiros y Lencinas corrió intentando salvarse. Pero en el camino a la puerta de guardia, Juan Murgia Cantero, “le pone una puñalada en el pecho”. Ortellano asegura que inmediatamente, desde la puerta del pabellón, a unos cinco metros, vio a Ruiz Dávalos apuñalar al Indio Niz (Daniel Niz Escobar) y “a otro que le dio una a Nippur (Esteban Polieschuk Palomo)”, rodeado por los mismos cabecillas. La fiscal quiso saber cuántos internos más vieron esas escenas y Ortellano aclaró que muchos: “Eso era tipo una peatonal”, dijo.
El preso que rompió el pacto de silencio y tras cuyo testimonio inaugural se espera por lo menos el de cinco reos más, volvió a contar cómo los hombres del grupo GEO entregaron al preso José Cepeda Pérez a los apóstoles, tras lo cual lo acuchillaron, lo arrastraron y le cruzaron el cuello de lado a lado con un faca. Más tarde, fue la visita guiada al horror, en el pabellón 12. “Estaban apilados los cuerpos de Agapo, Nippur, el Indio Niz y uno que le decían el Chino. Estaban vestidos con camisetas de fútbol y equipo de gimnasia, llenos de sangre.”
–¿Cómo tuvo acceso al pabellón 12? –preguntó Etcheverry, creyendo que en aquello hubo el mínimo misterio–.
–Iba cualquiera a mirar ahí los cuerpos. Comentaban, decían algo, y se iban. Como una vidriera era.

----------------------------------------------------------------------------------------



JUICIO A LOS 12 APOSTOLES: VIO SEIS DE LOS OCHO CRIMENES
Un preso, testigo clave de los asesinatos en Sierra Chica



Contó que lo obligaron a transportar los cadáveres. Y en su testimonio identificó quién mató a seis presos durante el sangriento motín. Nadie había ofrecido un relato tan pormenorizado de esos días de horror



LEONARDO TORRES
No es algo común ver seis asesinatos en unas pocas horas. A tres, cuatro, cinco metros de distancia. Pero eso le ocurrió -lo contó sin ahorrarse ningún detalle truculento- al preso Claudio Salinas Queliche, que estuvo en el corazón de la masacre durante los terribles días del motín de Sierra Chica.Su relato de ayer se transformó en un testimonio decisivo en el juicio contra los 24 acusados de haber liderado la revuelta. Nadie hasta ahora había contado con tanta frialdad y tantos pormenores lo que ocurrió durante los momentos más drámaticos del motín, en el que murieron ocho presos. Siete de esos cadáveres fueron quemados en un horno de panadería.Salinas tiene 28 años y cumple una condena de 13 años de prisión por un robo calificado. Custodiado por dos guardias entró al casino de oficiales del penal de Melchor Romero. En ese lugar atípico se realizan las audiencias del llamado telejuicio: los acusados están dentro de un jaula en otro salón, a 100 metros de distancia, y siguen el debate por las pantallas de un sistema de circuito cerrado.Al preso le bastó una pregunta del fiscal como disparador para comenzar su relato de los crímenes que dijo haber tenido delante de sus ojos.Contó que fue reclutado por los cabecillas del motín y allá se fue con ellos hasta el pabellón 2 del penal. Entraron y fueron hasta la celda de El Viejo Rolo: Mario Barrionuevo. Yo estaba a cuatro metros, en el pasillo. El Viejo estaba tomando unos mates cuando ellos lo agarraron y lo mataron a puñaladas, contó. -¿Quiénes eran ellos? -preguntó el fiscal -Eran Popó, Chiquito, El Cabezón Víctor y Pelela -respondió Salinas sin que le temblara la voz. Eran Marcelo Brandán Juárez, Miguel Acevedo, Víctor Esquivel y Jorge Pedraza.Ahora vamos a darle a los demás. Salinas escuchó la arenga y fue con los cabecillas hasta el pabellón 8. En ese lugar iban a ser asesinados tres presos.A Víctor Hugo Gaitán Coronel, El Gordo, lo encontraron acostado. Popó (Brandán) le dio un tiro en la cabeza, contó Salinas. Esteban Nippur Polieschuk- trepó a su cama marinera cuando los vio venir. Desde allí rogó que no lo mataran. No le prestaron atención. Pelela (Pedraza) le tiró querosén y lo prendió fuego. Cuando cayó lo mataron a puñaladas, relató Salinas.Ahora vamos a buscar a Gapo, contó que resonó una voz en el pabellón. Lo encontraron en el fondo del pabellón y Gapo se defendió. Con una faca le cortó la mano a Brandán, recordó el testigo. Después quiso escaparse corriendo: Brandán le tiró dos veces y le pegó uno en la cabeza. Gapo salió al patio y cayó. Lo mataron a puñaladas.Gapo era Agapito Lencina, un personaje de peso en el penal enfrentado a la banda de Brandán, como la llaman los otros presos. Ayer Salinas contó que fue Lencina quien gestó el motín que después le costó la vida. En el penal había fracasado un intento de fuga. Y armó todo para negociar que después no hubiera represalias.¿Quién mató a Lencina? Según Salinas, la primera puñalada se la dio Esquivel. Y después se le fueron encima todos: Brandán, Acevedo, Pedraza...Salinas, contó, vio al Indio Daniel Niz frente al pabellón 11: Les gritó que estaban locos por lo que estaban haciendo y se le fueron encima. Le dieron 12, 13 puñaladas. Lo mataron como a un perro.José Cepeda es un preso que intentó escapar hacia la guardia. Pero desde allí se lo devolvieron a los amotinados. Varios testigos vieron cómo lo mataron a puñaladas. Cepeda andaba con la banda de Popó. Pero se tuvo que escapar porque lo querían obligar a descuartizar a los muertos. Después se vengaron, contó Salinas.El testigo dijo que además de acompañar a los cabecillas lo obligaron a cumplir algunas funciones, entre ellas transportar cadáveres hasta el pabellón 12, donde los cuerpos eran descuartizados.Salinas dijo que desde adentro de ese pabellón corría sangre hacia afuera. Y que una vez vio salir a dos de los cabecillas con la cabeza de Gapo en la mano.Hacían jueguito, la pateaban como si fuera una pelota, contó.-¿Y los demás qué hacían cuando veían eso? -le preguntó el fiscal.-Y... Se reían.
__________________

Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte,
pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso
.
Responder Citando
Los siguientes 15 Usuarios le dieron las Gracias a raul2040 por este Post:
adesa (23-ago-2013), AlejandroCastillo (13-feb-2009), alex634hg (13-jul-2011), boddhikarma (28-ago-2010), carfas (29-sep-2009), dariogustavo2008 (30-oct-2010), deathproof_809 (10-mar-2009), elguachin (25-may-2013), juancar2012 (04-may-2012), macondo33 (01-may-2012), marcossan (27-ago-2010), mirenjosune (26-ago-2010), ricardo37 (10-feb-2010), Sol (06-feb-2009), zetaatez (18-ago-2010)
 
#2  
Antiguo 06-feb-2009, 10:24
Avatar de Sol
Sol Sol está desconectado
Colaborador
 
Fecha de Ingreso: septiembre-2008
Ubicación: Desde hace 20 años en Teruel, que es una gran olvidada pero EXISTE
Mensajes: 1.837
Gracias: 7.625
Le dieron las gracias 16.450 veces en 1.733 Posts
Predeterminado Respuesta: una novela que cuenta la masacre de sierra chica

Aqui en España la Tv dio la noticia;pero ahondar en el tema no, gracias por traer la noticia y el libro,la verdad es que es brutal, pero la vida en las cárceles lo es...
__________________
Gracias a Est_crazy por la firma
Más vale aprender, que consumir ... más vale compartir, que ganar
"La lectura es a la inteligencia lo que el ejercicio es al cuerpo."Richard Steele
Responder Citando
Los siguientes 5 Usuarios le dieron las Gracias a Sol por este Post:
deathproof_809 (10-mar-2009), elguachin (25-may-2013), mirenjosune (26-ago-2010), raul2040 (06-feb-2009), zetaatez (18-ago-2010)
 
#3  
Antiguo 06-feb-2009, 17:21
Avatar de raul2040
raul2040 raul2040 está desconectado
Colaborador
 
Fecha de Ingreso: enero-2009
Ubicación: buenos aires
Mensajes: 7.118
Gracias: 10.363
Le dieron las gracias 9.248 veces en 2.848 Posts
Predeterminado Respuesta: una novela que cuenta la masacre de sierra chica


es muy duro estar en la carcel si, yo lo e visto ya que trabaje un tiempo en una y no es para nada placentero el lugar.
__________________

Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte,
pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso
.
Responder Citando
Los siguientes 7 Usuarios le dieron las Gracias a raul2040 por este Post:
dariogustavo2008 (30-oct-2010), deathproof_809 (10-mar-2009), elguachin (25-may-2013), luciomario (15-jun-2013), mirenjosune (26-ago-2010), Sol (07-feb-2009), zetaatez (18-ago-2010)
 
#4  
Antiguo 13-feb-2009, 23:07
Avatar de AlejandroCastillo
AlejandroCastillo AlejandroCastillo está desconectado
Miembro
 
Fecha de Ingreso: noviembre-2008
Mensajes: 72
Gracias: 248
Le dieron las gracias 170 veces en 61 Posts
Predeterminado Respuesta: una novela que cuenta la masacre de sierra chica

Gracias
despues lo leo mas tranqui, la historia es muy cruda ...
Responder Citando
Los siguientes 4 Usuarios le dieron las Gracias a AlejandroCastillo por este Post:
deathproof_809 (10-mar-2009), mirenjosune (26-ago-2010), raul2040 (14-feb-2009), zetaatez (18-ago-2010)
 
#5  
Antiguo 13-feb-2009, 23:32
Avatar de angel8386
angel8386 angel8386 está desconectado
Colaborador
 
Fecha de Ingreso: septiembre-2008
Ubicación: Quiero ser el administrador en lugar del administrador
Mensajes: 7.565
Gracias: 15.280
Le dieron las gracias 19.900 veces en 5.149 Posts
Predeterminado Respuesta: una novela que cuenta la masacre de sierra chica

Vaya, realmente es bastane brutal la realidad,aun mas que la ficcion
__________________

Responder Citando
Los siguientes 3 Usuarios le dieron las Gracias a angel8386 por este Post:
deathproof_809 (10-mar-2009), mirenjosune (26-ago-2010), raul2040 (14-feb-2009)
 
#6  
Antiguo 26-ago-2010, 02:58
marcossan marcossan está desconectado
De visita
 
Fecha de Ingreso: diciembre-2008
Mensajes: 13
Gracias: 14
Le dieron las gracias 17 veces en 10 Posts
Predeterminado Respuesta: una novela que cuenta la masacre de sierra chica

Amigos esto es terrible, parece mentira. Se puede bajar el libro de algun lado. Gracias
Responder Citando
Los siguientes 2 Usuarios le dieron las Gracias a marcossan por este Post:
mirenjosune (26-ago-2010), raul2040 (09-oct-2010)
 


Etiquetas
chica, cuenta, masacre, novela, sierra


(0 miembros y 1 visitantes)
 
Herramientas
Desplegado

Normas de Publicación
No puedes crear nuevos temas
No puedes responder temas
No puedes subir archivos adjuntos
No puedes editar tus mensajes

Los Códigos BB están Activado
Las Caritas están Activado
[IMG] está Activado
El Código HTML está Desactivado

Ir al Foro


La franja horaria es GMT +1. Ahora son las 17:57.


Powered by vBulletin®
Copyright ©2000 - 2020, Jelsoft Enterprises Ltd.
Exvagos2.Com Exvagos es marca registrada.